Declaración de la Renta 2020-21, ERTE

Te explico por qué oyes que si has estado en ERTE Hacienda te va a dar un buen «palo» en la Declaración de la Renta.

Si has estado en ERTE en el año 2020, has tenido al menos dos pagadores, tu empresa y el SEPE, lo que implica que estarás obligado a declarar en cuanto tengas unos ingresos brutos superiores a 14.000 euros si el segundo pagador supera los 1.500 euros.

El problema es que el SEPE no te habrá aplicado Retenciones en las cantidades pagadas, no ha adelantado a Hacienda dinero en tu nombre como sí habría hecho la empresa, y todo lo que no se ha ido pagando a lo largo del año habrá que pagarlo ahora al hacer la Declaración de la renta.

Recuerda:

Están obligadas a presentar declaración por el IRPF todas aquellas personas que durante el año tuvieron su residencia habitual en España, salvo que sólo hayan obtenido ingresos por nómina por debajo de 22.000 euros si sólo ha habido un pagador,

Si tienes más de un pagador, el límite para no declarar baja a los 14.000 euros, si el segundo te paga 1500 euros o más. Si la suma del segundo o más pagadores no supera los 1500 el límite sigue siendo 22.000 euros

No es que se pague más por estar en ERTE, todo el problema está en las RETENCIONES.

Siempre se paga la misma cantidad en función de los ingresos que se perciben y las circunstancias personales (estado civil, hijos, …), pero a lo largo del año si sólo tienes un pagador, que ya sabe el total que vas a cobrar en el año, ya te aplica las retenciones necesarias para que la declaración no te dé ni a pagar ni a devolver.

Si tienes más pagadores, éstos no te aplican retenciones, o son tan bajas, que es lo que hace que te salga a pagar la declaración, pagas todo junto lo que no has ido «pagando» (vía retenciones) a lo largo del año.

Esto ocurrirá si has recibido pagos del SEPE, ya sea por ERTE o por haber cobrado el paro ordinario, o por tener un segundo pagador cualquiera, más de un empleo, u otro pagador como puede ser la Seg Social si has estado de baja maternal o paternal…. etc

Qué puedes hacer:

Si la Declaración de la Renta te sale a pagar, tienes siempre la opción de pagar en dos plazos sin intereses, el 60% el día 30 de junio y el 40% restante el 5 de noviembre. Esto es «automático» si marcas esta opción al presentar tu declaración.

Pero también existe siempre la opción de solicitar un aplazamiento. En este caso podrás pedir pagar en cuotas mensuales en los meses que necesites, normalmente aceptarán doce meses si no tienes ninguan deuda con Hacienda.

Esta opción está un poco «escondida», pero fíjate bien, a la hora de indicar cómo quieres pagar el importe de tu declaración existe la opción de solicitar aplazamiento.

Si deseas saber más contacta conmigo en Mí WhatsApp

“Este contenido ha sido creado el 10/03/2021, se encuentra protegido por derechos de autor desde ese momento a favor de Begoña Fernández Enríquez. Está permitida su reproducción, distribución o cualquier otra forma de compartir este contenido, sea gratuito o no, parcial o total. Se requiere la mención a Begoña Fernández Enríquez, por tener la autoría. Para un uso comercial se requiere una licencia especial. Para mayor información por favor escribir a info@asesoraemprende.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *